Gente normal, de Sally Rooney

Gente normal, de Sally Rooney

Gente normal, de Sally Rooney

Debolsillo | 2019 | 256 páginas

#Coming-of-age #Amor #Irlanda

4/5

«Marianne practica un abierto desprecio por la gente del instituto. No tiene amigos, y se pasa la hora de la comida sola, leyendo novelas. Muchos la odian con ganas. Su padre murió cuando ella tenía trece años, y Connell ha oído por ahí que ahora tiene una enfermedad mental o algo. Es cierto que es la persona más inteligente del instituto. Le da pavor estar solo así con ella, pero también se descubre fantaseando con cosas que podría decir para impresionarla».

Marianne y Connell son compañeros de instituto pero no se cruzan palabra. Él es uno de los populares y ella, una chica solitaria que ha aprendido a mantenerse alejada del resto de la gente. Todos saben que Marianne vive en una mansión y que la madre de Connell se encarga de su limpieza, pero nadie imagina que cada tarde los dos jóvenes coinciden. Uno de esos días, una conversación torpe dará comienzo a una relación que podría cambiar sus vidas.

Llego unos cuantos años tarde a la fiesta con Gente normal, a la que reconozco que tenía un poco de recelo, erigida como lo ha sido en obra culmen de la literatura millennial. Quienes hayan leído este blog antes ya conocerán lo poco que me gusta esa etiqueta (como ya he mencionado en otras reseñas como Asylum Road o Estaré sola y sin fiesta), que se suele usar para describir historias que encarnan solo los estereotipos de esta generación.

No obstante, el libro ha sido para mí una sorpresa bastante agradable. Aunque no podría decir que tenga un tono positivo o esperanzador, no lo he encontrado tan exasperadamente derrotista como otros que he leído. Y algunos de esos rasgos supuestamente millennials están ahí, efectivamente, pero me ha parecido que Rooney lidia con temas como la salud mental o las relaciones disfuncionales con bastante elegancia y empatía

Es un lectura rápida (que no necesariamente ligera), absorbente. Creo que Rooney brilla sobre todo a la hora de reflejar la apatía, la decepción y la falta de dirección que nos pueden sobrevenir en el difícil proceso de hacernos adultos. La historia también aborda el precario equilibrio entre el deseo de ser fieles a nosotros mismxs y la necesidad de encajar y ser aceptadxs, el clasismo o la codependencia; yendo un paso más allá del manido tópico de los star-crossed lovers.

Eso sí, las idas y venidas de la relación amorosa entre Marianne y Connell, a veces basadas en malentendidos algo absurdos, han terminado por cansarme. El conflicto final embutido en las tres últimas páginas también me ha sobrado; no todas las historias tienen por qué tener un final feliz, pero ya basta de marear. Me parece que el personaje de ella tampoco va mucho más allá del estereotipo de la messy millennial woman, autodestructiva, con una relación insana con su propia sexualidad, necesitada de afecto y validación. Quizás allá por 2019 todavía resultaba novedoso, pero a día de hoy me gustaría ver que dejamos de asimilar personajes femeninos «complejos» con «victimizados».

En definitiva, y pese a que tenía mis reticencias, Gente normal me ha parecido una lectura interesante y recomendable, y que me ha creado ganas de leer más de Sally Rooney (y de ver la adaptación televisiva).

 

 Te gustará si…

Quieres explorar los complejos lazos de amor, amistad, deseo y dependencia que nos hacen buscarnos en otros, aunque no siempre nos encontremos.
¿Quieres leer más literatura irlandesa? Te recomendamos...

Elena

Mis cosas: dramas de época 🎬, libros 📚, demasiado café ☕ y siestas que te dejan más cansadx que antes 😴.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *