Almendra

Almendra

Almendra, de Won-Pyung Sohn

Editorial Temas de Hoy | Año 2017 | 256 Páginas

#Emociones #Amistad #Supervivencia

4/5

«La gente volvía la cabeza no solo ante las desgracias que ocurrían lejos porque no había nada que se pudiera hacer, sino también ante las que ocurrían cerca porque los paraliza el terror. Podían sentir, pero la mayoría de las veces no hacían nada al respecto; podían solidarizarse, es verdad, pero también se olvidaban con facilidad. Hasta donde yo podía entenderlo, eso no estaba bien. Yo no quería vivir de esa manera.»

Yunjae tiene dieciséis años, está en la edad de las emociones desbordadas, el amor y la rabia. Pero las amígdalas de su cerebro son pequeñas, más pequeñas que una almendra y, como consecuencia, Yunjae es incapaz de sentir nada. Educado por su madre y su abuela, aprende a identificar las emociones de los demás y a fingir estados de ánimo para no destacar en un mundo que pronto lo tachará de extraño.

Almendra nos cuenta la historia de Yunjae, un joven de dieciséis años que padece alexitimia, lo que le incapacita para expresar sus sentimientos. Esta historia está narrada en primera persona, algo que ya hace especial al libro desde el comienzo. Tengo que reconocer que al comienzo se me hizo un poco raro meterme en la historia con la narración de una persona que no puede sentir nada, ya que es totalmente aséptica, muy fiel a esa enfermedad que padece el joven, algo que te hace empatizar completamente desde el principio con Yunjae y su historia vital.

Este libro gira en torno al joven, pero también cabe destacar el resto de los personajes que conforman la historia; la protección de una madre y una abuela dedicadas a que nadie le haga sentir un bicho raro en el mundo, me despiertan mucha ternura las técnicas que utiliza su madre para ayudarle a expresar sus emociones; los adultos que le ayudan a sobrellevar una situación traumática en un segundo plano, sin inmiscuirse demasiado en su rutina; y los más importantes: Goni y Dora con los que se conforman algunos de los mejores pasajes del libro. Goni es un chico conflictivo, que ha tenido una vida durísima y encuentra en Yunjae ese amigo que nunca tuvo y gracias a Dora, con su determinación en la vida, empiezan a aflorar tímidamente algunos sentimientos para el protagonista.

La conclusión que he sacado de esta historia es que realmente Yunjae no es tan extraño (si me permitís el adjetivo) como podemos pensar en un primer momento al comenzar a leer la novela. Al final, el resto de los personajes tienen sus dramas particulares y sinceramente, algunos me han transmitido más angustia que la propia condición de Yunjae. Y tal y como él mismo dice, ¿quién no ha sentido alguna vez que no sabe ni comprenderse a sí mismo?

 Te gustará si…

Si te gustan las historias que hablan de seres extraordinarios y de superación personal.
¿Quieres leer más historias de personas con una manera particular de relacionarse con otros y con el mundo? Te recomendamos...

Claudia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.